¿Qué es la ansiedad? ¿y la depresión?

Persona sufriendo preocupación

Depresión

El estado de ánimo depresivo afecta la manera en que una persona se siente, piensa y maneja las actividades diarias. Va más allá de sentirse triste de vez en cuando, ya que puede presentar una sintomatología variada. No existen 2 estados depresivos iguales, depende de la persona que lo sufre pero, generalmente se caracteriza por una persistencia de una visión negativa de uno mismo, el mundo y el futuro.

Ansiedad

La ansiedad es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones percibidas como amenazantes o estresantes. Se manifiesta a través de sintomatología variada de activación de nuestros sistemas. Es una parte normal de la vida y puede ayudar a preparar al cuerpo para enfrentar desafíos. Sin embargo, cuando la ansiedad se vuelve excesiva, persistente y dificulta el funcionamiento diario, puede suponer un problema.

Signos y síntomas de ansiedad y depresión

Síntomas depresivos

  • Aislamiento
  • Tristeza persistente
  • Falta de interés o placer en actividades cotidianas
  • Abandono de actividades
  • Cambios en el apetito y el sueño
  • Fatiga
  • Sentimientos de culpa o inutilidad frecuente
  • Dificultades de concentración
  • Pensamientos o planes de acción de suicidio 

.

Síntomas de ansiedad

  • Preocupación excesiva y  recurrente.
  • Sensación de pensamiento acelerado y en bucle.
  • Sensación de peligro constante
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Nudo en la garganta
  • Presión en el pecho
  • Sudoración / Sudor frío
  • Problemas de sueño
  • Dificultades de concentración

.

NOTA IMPORTANTE: No es necesario que se presenten todos los signos y síntomas; lo importante es que a ti, personalmente, te esté generando malestar. 

¿se puede sufrir ansiedad y depresión a la vez?

La respuesta es sí.

Es más, cabe recalcar que, una problemática depresiva puede venir de la mano con sintomatología ansiosa y viceversa ya que, como se ve, comparten algunos signos y síntomas.

Es por ello que, en lugar de observar las problemáticas psicológicas como cajones individuales de un mismo mueble a los que ponemos nombres como “trastorno depresivo”, “trastorno de ansiedad”,… es mucho más útil para su tratamiento centrarse en los signos y síntomas que la persona esta sufriendo.

Un ejemplo: El caso de Marta

Marta acude a consulta comentando que lleva dos meses con un estado de ánimo bajo, que ha dejado de quedar con sus amigos, que ha abandonado algunos de sus hobbies y que no le encuentra el sentido a nada de lo que hace. Se encuentra cansada y con ganas de llorar todos los días. También menciona que está evitando lugares en los que se reúne mucha gente porque hacen que sufra palpitaciones, calor y sensación de ahogo y esto le asusta.

Consulta ansiedad y depresión

¿Qué nombre le ponemos a lo que sufre Marta? ¿Trastorno depresivo? ¿Trastorno de ansiedad? ¿Agorafobia?… No es tan importante el nombre como lo que hacemos con lo que le ocurre. Simplemente aplicaríamos técnicas dirigidas a recuperar cierto nivel de actividad, reducir el aislamiento, elaborar objetivos vitales acordes a sus valores y reducir la problemática ansiosa en sitios concurridos, lo cual haría que el estado de ánimo aumentase y se estabilizase progresivamente.

Claudia Escribano Máñez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *